Month: April 2015

SÓLO PARA MIS OJOS

Posted on Updated on

El tiempo transcurrido en nada había mermado el amor que en sus brazos había compartido.

Haberla tenido yacente entre mis brazos era el recuerdo que de mí no se alejaba. Placer y tortura de amor perdido.

Tenía conocimiento que ahora era de otro hombre. Un hogar había formado y allí nuestros demonios no tenían cabida.

Ese domingo en el supermercado un vacío enorme a mis pies se hizo verdadero.

Los carros casi chocaron, su piel tan bella, sus labios,  sus ojos no me vieron.

A mi boca llegaron atropelladas los deseos tanto tiempo escondidos.

No puede. No debo. Ya lo nuestro es pasado. Respeto su presente.

Encamino velozmente mis pasos hacia la caja, pago y me retiro, tuve una visión fugaz de su figura, bella como siempre.

Mis pensamientos impúdicos pusieron un rubor en mi cara sonriente. No fue un domingo de rutina. Solo verla, inhalar su fragancia lo hicieron el mejor domingo en mucho tiempo.

Roberto Varela @DUtopias

ME GUSTAS…

Posted on

-¿Por qué te gusto?-, me preguntó.

Y yo no supe qué responder.

Era la calidez de su abrazo

o la forma en que entreabría los labios cuando me deseaba,

quizá sus dientes que me torturaban

o su lengua que dejaba húmedos rastros en mi piel,

tal vez sus manos que descubrían mis rincones sin pudor

o la forma en que a mí él mismo se entregaba.

Era su nombre que mis labios pronunciaban

o su pelo enredado en mis dedos al anochecer…

Es un todo convertido en él lo que sin duda, me gusta más.

A VECES OLVIDO…

Posted on

A veces olvido

que las letras pueden herir,

que los cuentos no son verdad

y que soy una mujer,

con errores y defectos

y no una princesa

que puede volar a la Luna

y besar a un príncipe azul.

TRAS ESOS OJOS VERDES

Posted on

Pronto había que regresar a casa, así que dentro del supermercado mi esposo y yo nos dividimos la búsqueda de alimentos.

Tomé un carrito y me dirigí velozmente al departamento de lácteos, pero justo al entrar al pasillo mi carrito chocó intempestivamente con otro, con una ligera disculpa en la que apenas percibí al dueño del otro carro y me dirigí a los refrigeradores para tomar lo que necesitaba.

Al abrir la puerta de cristal, percibí la silueta de aquél hombre con el que había chocado. Una silueta que me pareció sumamente familiar. Una piel blanca se asomaba bajo las mangas de la playera que dejaba notar una figura atlética y un perfil romano se encontraban a unos cuantos metros de mí.

Le seguí con la mirada mientras aquél hombre se dirigía al área de cajas para salir del lugar. Dudé unos instantes en seguirlo, pero un latido en mi corazón me hizo volver a pensarlo.

Alcancé a mi esposo que se encontraba cerca del área de cajas y dejé a su lado el carrito para dirigirme hacia donde aún percibía la silueta de aquél hombre.

Mi corazón latía desbocado a cada paso que me acercaba a él. Acercándome lo más que podía a donde él estaba, tomé una revista de un aparador y con cautela lo observé.

El tatuaje de escorpión en su brazo, la profundidad de su voz al hablar y esos ojos verdes donde me perdía me dieron la razón: era él. ¿Podría acercarme? ¿Y si me veía? ¿Me reconocería después de tanto tiempo?

Su cuerpo giraba hacia mí… ¡no! ¡Me vería! Sin pensarlo mucho, velozmente me alejé de donde estaba. Era él y eso era todo lo que quería saber.

Los recuerdos de esos ojos, de esos brazos rodeando mi cintura eran todo lo que necesitaba por esos momentos.

-¿Qué sucede?- preguntó mi esposo. No pude evitar sonrojarme y contestar con un rotundo nada, pero yo bien sabía que no era así. Había visto a mi Dios Romano y eso bastaba para romper la rutina de cualquier día.

EN UN AYER QUE PARECÍA OLVIDADO

Posted on Updated on

Me abrazó a su pecho,

prometiendo la paz en mi corazón.

Susurró mi nombre

y de besos me llenó.

Sus labios de lluvia llenaron mi cuerpo

y el viento de su alma a la mía se abrazó.

Era un ayer en que la fantasía reinó,

escapada de un sueño,

mi vida fue su ilusión.

Una herida en mi corazón,

fue cuando la realidad me tocó,

cuando vi acabada toda la ilusión.

Fue entonces la realidad

que con fuerza me llamó

y fue feliz entre la Luna y el Sol.

¡Oh locura que a pesar de todo,

tu recuerdo a mí llegó!

La lluvia y tu canción,

en un sueño volvieron a mi corazón.

Te extrañé con fuerza, amor.

Te llamé con fuerza sin entender,

porqué querías volver.

Pero fue así que yo te llamé

entre un sueño y la ilusión,

para abrazarme a tu delirio

y salvar lo que me queda de razón.

Eres mi amado,

mi eterno amor,

etéreo inalcanzable,

Sol de extraño fulgor.

https://www.youtube.com/watch?v=jwvFZAeDNtk

LLAMADO

Posted on

http%3A%2F%2F41.media.tumblr.com%2F7add72af23e2bec7b71c5e40082248d8%2Ftumblr_nmnil3sbGi1t0vssco1_540

Búscame…

Búscame…

Las alas que me pintaste me hicieron volar.

Una brújula…

Una brújula…

Tal vez te pueda ayudar.

Encuéntrame…

Encuéntrame…

En tus brazos me quiero cobijar.

Bésame…

Bésame…

Y no me sueltes jamás.

Y EN TU AUSENCIA

Posted on

46577e80c6ec0e8e8b5934f482fa8af5

Quizá se te olvidó un poquito de amor en algún lugar, así que me ocupé de ordenar la casa.
Revisé cada uno de los libros que leías, pero no encontré nada que pudiera servirme, tan sólo el frío de unas letras que me decían que te extrañaba.
Lo siento, me abracé a un jersey que olvidaste en un rincón, llenándolo con mis lágrimas, dejando las marcas de mis noches sin dormir, pero tampoco encontré en él el amor que me hacías sentir.
Las espinas del rosal, incluso se han clavado en mis manos. La torpeza de mí se adueña, pero es porque no te tengo aquí.