SÓLO PARA MIS OJOS

Posted on Updated on

El tiempo transcurrido en nada había mermado el amor que en sus brazos había compartido.

Haberla tenido yacente entre mis brazos era el recuerdo que de mí no se alejaba. Placer y tortura de amor perdido.

Tenía conocimiento que ahora era de otro hombre. Un hogar había formado y allí nuestros demonios no tenían cabida.

Ese domingo en el supermercado un vacío enorme a mis pies se hizo verdadero.

Los carros casi chocaron, su piel tan bella, sus labios,  sus ojos no me vieron.

A mi boca llegaron atropelladas los deseos tanto tiempo escondidos.

No puede. No debo. Ya lo nuestro es pasado. Respeto su presente.

Encamino velozmente mis pasos hacia la caja, pago y me retiro, tuve una visión fugaz de su figura, bella como siempre.

Mis pensamientos impúdicos pusieron un rubor en mi cara sonriente. No fue un domingo de rutina. Solo verla, inhalar su fragancia lo hicieron el mejor domingo en mucho tiempo.

Roberto Varela @DUtopias

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s