Tan ordinario…

Posted on

Beso mi mano delicadamente tras hacerme el amor y con su dedo indice acarició mi mejilla.

-No eres mía, ni de nadie- dijo él con tono neutral.

Le miré deseando saber la causa de sus palabras.

-Eres demasiada mujer para mí, para cualquiera que se acerque a ti y si tú lo supieras, nunca me hubieras mirado. Me pregunto la causa, siendo yo tan ordinario.

Una sonrisa fue el agradecimiento a sus palabras, un beso y el deseo de quedarme a su lado, la respuesta que él provocó.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s