Month: October 2017

Cárcel

Posted on

No sabía de caminar bajo la lluvia, tomando la mano de aquélla persona que hacía latir su corazón.

Desconocía el color de los atardeceres en una playa solitaria, de no ser por las fotografías que había en su monitor.

Aún no descubría la emoción de coger una mochila y caminar sin rumbo fijo, sólo por explorar.

Hacía tiempo que su rutina era de la casa a la oficina, y de vuelta al hogar. Su rutina, mecánica, le impedía darse los más mínimos placeres.

Siempre pensaba en que podría tomarse un día e irse a la playa con el sueldo ahorrado, pero nunca había dinero suficiente.

Una u otra obligación en la oficina le ataban a esa monotonía de la que no había escape.

La juventud se le iba entre expedientes y deudas; entre cafés rancios y miradas envidiosas que señalaban chismes a media voz.

No había más que esas horas vividas en y para su “deber” y había olvidado el más importante: ser feliz.

Más, tal vez nunca supo cómo hacer latir con fuerza su corazón o desconocía lo deseaba…

Quizá le faltaba conocerse o se aferró a la seguridad que escondía infelicidad.

Advertisements

Libertad

Posted on

Lo deje ir como se va el viento,

llevándose pedacitos de mi corazón.

Abrí mi mano para darle libertad,

libertad para quedarse,

o para marcharse.

Lo que se ama no se puede aprisionar.

Aunque en esta jaula se hable de amor,

también se debe hablar de libertad.

Esta noche

Posted on

Le veo alejarse sin mirar atrás al separar nuestro camino. Ni un beso al aire, ni un adiós con la mano.

Lo observo a lo lejos sumido en la pantalla azul de su celular y mi corazón grita por ir hasta donde está.

Subo al tren que se aleja a toda prisa, llevándome aún más lejos de él. Entonces, la soledad de mi situación me hace extrañarlo.

Rostros tristes y alegres hacen cita en el vagón, cada uno sumido en su particular forma de vida; mientras tanto, sigo pensando en su sonrisa, en el calor de sus manos…

La distancia se agranda entre nosotros, y aún pienso en ir tras él y no alejarme de su lado.

Llego a mi destino y aunque no estoy lista para salir al mundo, me preparo para olvidarme de mis sentimientos y guardar mis anhelos para mejor ocasión, pues este mundo no conoce lo que es el amor.