No hay nadie más…

Posted on

-No hay nadie más con quien mi soledad se complemente, le dije tan cerca de su mejilla que terminé plantándole un beso.

Le había encontrado por casualidad, así como empiezan esas relaciones bonitas que te comen el alma.

Al principio me daba terror acercarme a él  pues no sabía qué podía interesarle a esa clase de hombre.

Pero debo decir también, que desde el primer momento hubo algo que me gustó y hasta la fecha, no sé qué es.

Fue como una explosión de dinamita, tan frágil era cuando me acercaba a él, mis sentimientos hervían y callaba hondo, tan hondo, que hubiera cambiado mi vida tan sólo por estar con él.

Sólo que la cordura llega, ¿no es verdad? Llega a fuerza de desaires y contrariedades.

Y ahora, sé que no cambiaría mi mundo por él, ni el cambiaría el suyo por mí, simplemente decidimos compartir soledades y por ello, únicamente por ello soy feliz el tiempo que esté conmigo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s