Posesión

Posted on

-¿Por qué todo tiene que ser poseer? ¿Por qué debo sentir deseo cuando tú lo sientes y sentirme satisfecha sólo con eso?

-¿Acaso no has sentido con alguien más las ganas de dejar la piel en la cama?

-¿Y eso es todo? – lo observé con triste derrota. – ¿Nada más deseas que corresponda a tus ganas?

-Deseo que te excites como yo contigo.

Me quedé sin palabras. Amar el cuerpo no era todo lo que anhelaba. Eso es tan fácil. Yo quería más: aprender, crecer, vivir y esa situación hacía que me sentiera asfixiada.

Era sólo un cuerpo que daba placer y en el fondo yo seguía esperando a aquél que me enseñara que hay más, mucho más que una vida de deseo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s