Uno de esos días

Posted on

Hoy es otro de esos días malos. Uno de esos días en que el miedo gana y el dolor por el fastidio se hace presente con tanta fuerza que se siente físicamente.

Ahí, donde está instalada la tristeza, en el cuadrante inferior derecho del plexo solar, se siente la herida punzar.

Y la rabia contenida se hace llanto, un llanto que no se deja fluir, “porque no se puede”.

Entonces, me aferro a lo que creo me protegerá o me haría feliz, pero ese “alguien”, también me provoca dolor, porque no está aquí, porque se irá.

De tal forma, me quedo perdida, soñando con algo diferente, con algo que ni siquiera sé que podría alcanzar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s