Ay’a ayatler

En el kiosko

Posted on

A la muerte no le gusta ser silenciosa, no en la ciudad donde hay que gritar para ser escuchado, le gusta que la sientan, que sepan que se acerca, que no olviden que siempre llega.

Siempre bullanguera se pintó de colores y mira a los transeuntes pasar sin que lo noten, se divierte cuando les escucha hacer planes a futuro, sin saber que ella los escucha y ha decidido otra cosa.

Piensa que si la ven en el kiosko, podrían ocuparse en vivir el presente y no en añorar el pasado o esperar el porvenir.

Por un ratito se divierte observando, y después, se acuerda que debe seguir trabajando y parte ruidosa hacia aquél que la llamado.

Bipolaridad

Posted on

No hables.

No me hieras.

Deja que este silencio crezca,

que te olvide como olvido la luz de la Luna cada amanecer.

O abrázame,

bésame hasta agotar el llanto,

que brota de mis ojos.

Ámame,

así como soy,

amándote u odiándote,

así amor.

Perdóname,

porque no sé expresar,

todo lo que siento,

o porque lo que siento,

no lo entenderás.

Pero aléjate,

aléjate si no me vas a amar,

y deja que alguien más,

pueda hacerlo como tú nunca jamás.

LUNA DE VIRGO

Posted on

bailarina-ballet-pies-dorado

No esperaba tu llegada,

pero como brisa fresca

llegaste a mi vida.

Era torpe bailarina,

principiante en mis pasos.

En tus manos fui crisálida.

Abrí mis frágiles alas a la vida.

Y en franco vuelo, me acerqué a ti.

Revoloteaba a tu alrededor,

para ti no había mas que intenso amor.

Tu frialdad me enloquecía,

tus dedos de tormenta me herían.

Entre tus manos nacía la dulzura

y después, la extrema locura.

Mi alas frágiles se desvestían

y me dejaban en pleno cielo

enfrascada en agonía.

Un día me robabas un beso,

dejabas en mi piel,

caricias de tormento.

El invierno llegaba después,

dejando en mi corazón

pedazos de ilusión

regados por doquier.

Y la principiante,

por fin aprendió.

Tus inviernos largos

que llenaban mi corazón,

los tome como espada

y con ella encendí mi razón.

Una tarde de brisa febril

Dije adiós.

No miré atrás.

No había nada que mirar.

Porque aunque te amaba,

ya no lo haría más.

Ya no escuché

tus te amo

ni los besos al viento.

Olvidé tus manos,

tus labios,

y cada una de las tardes

en que tus primaveras

se transformaron

en tristes inviernos.

LUNA DE LEO

Posted on

-No existe. Eres tú misma.

Ella dijo sin piedad.

¿Quién me besaba?

¿Quién estaba conmigo cada noche?

¿Si él no existía a quién debía el placer

de saberme amada día a día?

Observé mi mano vacía.

¿Dónde estaban los sueños que me ataban a él?

Con sus crueles palabras se esfumaba la imagen de mi amor.

Me refugié en el silencio y la soledad,

tragando el amargo llanto que brotaba de mí.

La luz del sol huyó

y la Luna se olvidó de cantarme nanas para dormir.

En medio del vasto sueño que me acogió,

sentí su mano acunar la mía,

el murmullo de su voz diciendo que me amaba

y la tersura de su pecho al abrazarme.

Al despertar,

el sol iluminaba su faz.

No era mentira,

era verdad.

Él existía.

Su mano tomando la mía.

Y ese anillo que todo lo definía:

siempre suya sería.

LUNA DE GÉMINIS II

Posted on

angel_oscuro

Soy esclava de la dualidad.

Extrañarte y recordarte

son la paradoja

de cada momento,

de cada minuto

en mi vida.

Vida y muerte

penden de mi mano.

Vida al amarte.

Muerte al olvidarte.

El frío quema mi alma

cuando el abandono se hace intenso.

El candor se adhiere

a mi pensamiento al recordarte.

Esa sonrisa que amaba,

esa voz que resuena en mi memoria,

hacen que varíe mi día

de la luz a la oscuridad.

Me convierto en oscura nebulosa

que atrapa el pensamiento.

Me dejo yacer ante tu sombra

y no puedo levantarme más.

Más de mis cenizas,

renazco como ave Fénix.

Muero y vivo

así me nutro,

así continúo,

así agonizo.

LUNA DE GÉMINIS

Posted on

Rota tras el cristal,

Queriendo volar con las alas que perdió.

Brinda su cuerpo al águila que la devora

Que se atreve a atarla a la roca

Para que piense…   para que no olvide

Que volar está penado.

A veces ya no llora

Y deja que ella venga cada mañana

Por un pedazo de su corazón.

Cada herida la hace llorar

Y entonces recuerda lo que es volar.

Toca el cielo con su pensamiento,

Sana cada herida con nubes de sal.

Entonces espera el alma perdida,

Aquélla que también la ocupaba.

Y espera, sólo espera que regrese

Que la recuerde como la dejó,

En medio de la vida que era,

En medio de la esperanza

De la virtud que ambas son.

LUNA DE TAURO

Posted on

Tocaste mi piel dejando marcas de carmín.

Arañaste mi alma confundiendo mi razón.

Y aún así te abriste paso para llegar a ser lo que creía era amor.

Me envolvías con tus palabras cada día hasta que quise probar las que caían en tu piel.

Sentí fuego al tocarte, sentí llanto y desesperación.

Contenías tanto, que el tenerte un momento no era suficiente:

-Quería tu piel como abrigo-

Era a ti a quien quería besar… a esos ojos que me gritaban detente… quiéreme… ódiame.

Y sabes bien que al tocarte, te me escabulles entre los dedos, dejando un vacío que no puedo llenar.

Así grito que hay sangre en mis venas, que hay vida aquí… una vida que no ves, en la que me juzgas sin conocerme, en la que no sabes quién soy.

Vuelas ante mí.

Queriendo evitar tu vuelo me aferro a tu cintura.

-Llévame contigo y no me sueltes-

Así viviré en tu piel… en esa alma que no toco por más que quiero, pues te pertenece.

 

20616_352507688180733_88351846_n